El higienismo viene de la palabra griega “higiene”, que significa “arte de vivir”. El higienismo es una ciencia que estudia las condiciones óptimas para que los seres humanos desarrollemos una salud plena y vibrante. Sus enseñanzas han sido sacadas a partir de la observación e investigación de la naturaleza, de todas sus formas de vida, de la biología, anatomía, fisiología y psicología del ser humano, en la experiencia de toda la evolución de la humanidad y en la propia experiencia de 150 años de higienismo.

Al conocer, entender y aplicar las leyes naturales que nos enseña la higiene vital, experimentaremos que la salud es algo natural. Si aprendemos a cuidar nuestro cuerpo, siguiendo unos hábitos de vida favorables a nivel físico, mental, emocional y energético, evitaremos el agotarnos por intoxicación hasta enfermar. Llegando a comprender el enorme interés económico de las grandes corporaciones en potenciar la enfermedad para vender medicina blanda o dura y generar sociedades drogo-dependientes en vez de auto-responsables. La higiene vital es una forma de vivir que nos puede ayudar a mantener, mejorar o recobrar la salud El higienismo aconseja una serie de recomendaciones que pueden inspirarnos a mejorar nuestra forma de vida. Teniendo en cuenta las circunstancias que nos rodean haremos lo que buenamente podamos: Comiendo sano. Dieta rica en frutas, verduras, frutos oleaginosos y semillas a ser posible ecológicas, y crudas.

. Evitar los medicamentos.

. Practicar el ayuno cuando el cuerpo lo sienta necesario.

. Vivir o frecuentar entornos armónicos para recargar nuestra energía vital con la naturaleza.

. Evitar fríos o calores intensos.

. Limpieza interna y externa, usando productos órganicos y biodegradables..

. Descansar bien.

. Practicar algún ejercicio físico.

. Sol y luz natural. .

Relacionarnos con otros humanos con los que nos sintamos bien.

. Confianza y seguridad en la vida.

. Inspiración, motivación y compromiso con actividades que nos hagan sentir bien.

. Estar contento con uno mismo, valorarse.

. Humor, alegría, risas y felicidad.

. Música, danza, actividaes lúdicas.

. Paz, armonía y tranquilidad.

. Amistad y compañerismo. Alegría y juego en la hamaca

A lo largo de la historia encontramos numerosos ejemplos de gentes que practicaron la higiene vital: los esenios, los hunzas, los vilcabambos, los abkhasia,etc…grupos que han destacado por su extraordinaria longevidad y por su elevado nivel de salud. Además de personajes como Pitágoras, Hipócrates, “que tu alimento sea tu medicamento y tu medicamento sea tu alimento”, Leonardo da Vinci o Mahatma Gandhi, entre otros.

A partir del siglo XIX el movimiento higienista se define y agrupa de la mano de los doctores Isaac Jennings, Sylvester Graham y John H. Tilden.

Contemporáneamente caben destacar Herbert M. Shelton, Manuel Lezaeta, Amilcar de Souza, Arnold Ehret, André Torque, Prof. N. Capo,etc… Actualmente en España existe una Coordinadora higienista donde se agrupan casas de reposo-escuelas de salud. Editan la revista Curarse en salud. Disfrutando de una buena comida y compañía

En Permacultura cañadulce tenemos muy presente nuestra ecología interna, nuestros ríos o sistema circulatorio, nuestro mundo mineral o sistema óseo, nuestras playas o epidermis,etc…e intentamos evitar vertidos en este maravilloso ecosistema del que somos directamente responsables. Optamos por una dieta vegana, exenta de productos de origen animal, evitando un sufrimiento innecesario para nuestro bienestar y respetando el derecho de los animales a existir en libertad. Seguimos una dieta sencilla y sorprendentemente deliciosa, evitando aditivos industriales, fritos y siguiendo las combinaciones de alimentos higienistas para una mejor digestión, asimilación y nutrición.

Con los deliciosos vegetales, tubérculos y frutos de nuestra huerta ecológica cultivada a orillas del río Grande. Además de las frutas del joven bosque comestible en permacultura de Caña Dulce, el aceite virgen que cada 2 años elaboramos, las aceitunas caseras, chukrut y hierbas aromáticas del terreno. Los alimentos locales de temporada y otros ecológicos del país o de comercio justo: legumbres, arroz, quinoa, mijo, muesli, algas, salsa de soja, tahini, miel de caña, etc…

¡ Experimenta sabores sanos y naturales preparados en el horno solar !

Fonte: http://www.permaculturacanadulce.org/es/natural-living.shtml 

Deixe seuComentário